viernes, 7 de diciembre de 2007

Editorial

”No podemos arrancar ni una página de nuestra vida, pero podemos lanzarla al fuego”.
Las personas necesitamos alguien a quien, querer y hay que dar esperanza a los que no tienen donde vivir, pues es una necesidad básica, también hay que tener algo que hacer, sentirte útil, para que la auto-estima y el reconocimiento surjan. Los usuarios y colaboradores del A.C.A.S.C hacemos esta pequeña publicación llamada “el-Xino” en ella escribimos nuestros problemas más básicos y lo difícil que es sobrevivir en Barcelona con una PNC. Cuando vives en la calle las necesidades son diferentes, pues el cobijo y la comida no están asegurados (aunque existen varios Albergues y comedores sociales).Alquilar habitaciones es entrar en un mundo en el que hay toda clase de dificultades, los precios desorbitados, los depósitos inalcanzables y los abales, después viene otra dificultad que es tener el V:I:H algo que dificulta el compartir una cocina, un WC, y nada fácil de esconder por la cantidad de medicamentos que recetan. Como la vida en la calle es tan dura, quieren ir con la verdad por delante donde viven, y aparece el rechazo, aunque no lo digan, te lo demuestran en el día a día.
Después de Nadal nos trasladamos a C/.La Lluna,11.Bajos 08001 Barcelona

por Anna Tomasi

3 comentarios:

Anónimo dijo...

me gusta el tema y la idea y me gustaria que todo esto se acabara porque este tema es preocupante

Daniela Becerril

Anónimo dijo...

Os felicito por el trabajo, seguiré visitando los xinos y espero que mucha gente se interese por el tema ya que parece solo sea problema de algunos pocos cuando la realidad es otra. Besos.

STK

Soraya dijo...

Llevo una semana pensando que escribir. En primer lugar, me presento, soy Soraya, no soy usuaria del centro pero hace tres años que lo pude conocer. Llegué al ACASC para realizar mis prácticas de integradora social, no os podéis imaginar el primer día, estaba nerviosa y ansiosa por conocer el centro, los usuarios...todo era nueva para mi, llegué llena de desinformación, porque lo poco que conocia del VIH no se parecia a la realidad que se vive en el centro trabajando dia a día con las personas. Ahora se me hará raro el pensar en otro centro que no sea el de la calle junta de comerç, pero ya por fin, el ACASC tiene su centro propio, y se han dado cuenta que que realizan un bien para la sociedad, y no es una asociacion, como muchos piensan que son las asociaciones que trabajan con personas con VIH_SIDA con aniño de lucro a costa del sufrimiento de los demás. Solo me queda el felicitaros de nuevo, porque si ya os felicité en un e-mail, ahora solo me queda decir en EL XINO que os merecéis el nuevo local, y que aunque me encuentro a 800km de ahí prometo que pasaré a conocer la nueva sede.
Gracias por todo, un abrazo, de una alumna que no se olvida de vosotros. (aunque parezca lo contrario)
Soraya