martes, 22 de abril de 2008

EDITORIAL

EDITORIAL EDITORIAL

Marcel Proust describe los 20 años que tardó en escribir su obra magna “En busca del tiempo perdido “, como los mejores años de su vida, la enfermedad, el aislamiento, el fracaso y la pobreza, le moldearon , debido al sufrimiento.

Vivir en una habitación alquilada o en un albergue te moldean mucho, aunque antes de eso la Asistente Social te paga unas semanas en una pensión.

En “el Xino” contamos entre otras cosas, como viven algunas personas estos días sin encontrar habitaciones decentes y desacordes a nuestra pensión no contributiva (PNC), también de cómo las enfermedades mentales y el virus del V.I.H van muy “agarraditos de la mano”.

Estos dos meses he visto mucho sufrimiento, nervios y tensiones por el cambio de local.

Pues todas las mudanzas tienden a complicarse y generar estrés, pero ahora ya estamos instalados en el Carrer de la Lluna. Nº 11 bajos

Vivimos en una sociedad en la que “tanto tienes tanto vales”, y entendemos que según que el aspecto físico cuenta mucho, si prácticamente vives en la calle es difícil ir bien vestido y planchado, no te dejaran ni ir al lavabo de un bar, te van a mirar mal por la calle, esa es la realidad en la que viven muchas personas en el barrio Chino (de donde viene el titulo de la revista).

Muchos creen conocerlos pero solo saben como han terminado o como están ahora., para llegar a comprender el núcleo de su vida tienes que saber por todo lo que han sufrido.

Ayer con Judith, la Presidenta, soñábamos que teníamos junto al nuevo local otro en el cual había habitaciones para que pudieran vivir los que ahora lo necesitan o sea los “sin techo”. Y con esto y un suspiro, os doy las gracias por leernos y por vuestros comentarios en el blog (el-xino.blogspot.com/).

“A veces estamos demasiado dispuestos a creer que el presente es el único estado posible de las cosas”.


Anna Tomasi

1 comentario:

Tomás Martí dijo...

Anna, es fantástico como expresas la realidad, triste, de esta gente que vive así, los cuales son mirados como si ellos hubieran escogido este modo de "vida".
Solo hay que seer un poco " corto de miras " para no darse cuenta que hay mil causas y factores.
Antes de acabar el comentario, felicidades a tí Anna y a Judith por tener sueños tán bonitos y altruístas y de buena gemte.
Un saludo y un abrazo a las dos.
Tomas Martí