martes, 27 de noviembre de 2012

Rock Hudson(1925-1985), El hombre del castillo



Autor: Carlos Herrera

El cansancio iba en aumento en cada paso que daba por estas calles mil veces recorridas en su incansable
búsqueda del paraíso perdido, la multitud de turistas frente a las hermosas esculturas de el JARDIN DE TUILERIES le provocaron el espanto de aquellos tiempos en que el era la escultura viviente y deseada para el objetivo de aquel Hollywood que siempre quiso hurgar en su vida privada . Ahora terriblemente cansado se despedía con lagrimas en sus hundidos, pero brillantes ojos de esta eterna ciudad Luz, Paris su compañera ,la cómplice perfecta , le daba el beso mas desesperado `, el beso que jamás ningún espectador pudo ver en el cine, ahora sudando y con altísima fiebre , llego hasta Rue de Rivoli, cerca de la Comedie
Francaise, contemplando los escaparates , con exquisitas ropas , el exigente cliente , ya sin fuerzas impotente frente a la adversidad , como el viejo elefante que se retira a su valle ,  para morir el soledad, tomo por
Rue de la Opera, luego hasta Place Vendome , se paro frente a su Hotel de toda la vida El Ritz, alzo sus ojos hacia el firmamento y respiro con profundidad, pasaron largos y lentos minutos , armo de valor , entro en el Hotel, cruzo el hall ,en un segundo todo le dio vueltas , se desplomo en el suelo, rápidamente el
personal de recepción se acerco hacia el cuerpo de aquel hombre , comprobando con estupor que
se trataba de el gran actor Rock Hudson .


A partir de aquel momento, exploto la noticia del siglo. La victima 56 del mortal virus que comenzaba a expandirse lentamente por las venas del planeta iba dejando en evidencia la parte más oscura de cada uno de los afectados
El todo Hollywood , se echo a temblar , los rumores y el pánico fueron la excusa perfecta para dar la espalda al Señor del Castillo , la diversión paro de pronto , ahora la máxima preocupación era no tener ningún tipo de contacto con este rey destronado por un virus llamado Sida .
Elizabet Taylor y Doris Day , acudieron en su ayuda, a Rock todo este escándalo le parecía estar protagonizando su ultima película , en la cual el ya no era el héroe rescatador de chicas que acababan entre sus brazos , ahora eran ellas las que acudían en su ayuda , con todo el amor de madre coraje, dispuestas
a defender a este gigante , que ahora era pisoteado por la infamia de la meca del cine, Elizabet decide poner en venta sus joyas de incalculable valor ,en una gala en la cual el dinero recaudado seria destinado a la investigación de la peste rosa , por su parte Doris acude a la rueda de prensa acogiéndolo fuertemente de
su mano inyectando fuerza y confianza a quien en su día , supo ser su mejor compañero en la maquina
de sueños , pero ahora se trataba de un guión que no admitía ningún tipo de error , estos momentos eran
en tiempo real , que corrían desesperados hacia un dramático final .
En la cena para recaudar fondos Burt Lancaster dio lectura a la carta que Rock escribió en agradecimiento
a todos los que le estaban apoyando en tan duros momentos, cuando uno tiene una enfermedad como esta ,
estas solo sin embargo yo los he tenido a ustedes , gracias por estar aquí , es fundamental continuar con
la investigación de esta peste ,mis médicos han hecho todo lo posible , ha sido inútil , ahora a vosotros os tocara continuar la dura lucha por la aceptación y la investigación de este mal que me aparta de vosotros para siempre.
Resta decir que el nombre “Rock Hudson” siempre ira unido al cine de nuestros sueños, a su magia y color pero también tristemente a la mas infernal plaga del sigo XX.
“En la medida en que la gente comprenda que la homosexualidad es solo una manera de vivir y que el S.I.D.A. es solo otra manera de morir”.


1 comentario:

Anna Tomasi dijo...



Has escrito un buen artículo,no entiendo la flojera de la gente a comentar lo que escribimos.
Eres buenooo!!! (con voz de Robert DeNiro).
Esos años, fueron durísimos, aterradores y murieron muchas personas. VA por ellos!!!